AL SERVICIO DE LOS JÓVENES, LOS INMIGRANTES Y LOS BARRIOS POPULARES

La Fundación CENTRO TIERRA DE TODOS es una entidad sin ánimo de lucro, inscrita en el Registro de Fundaciones dependiente del Ministerio de Justicia, Dirección General de los Registros y del Notariado con el nº 11-0286.


La Fundación tiene su domicilio social en Cádiz, en la Plaza Fray Félix nº 5, en un edificio de 3 plantas que ocupa una superficie total de 1.500 metros cuadrados, propiedad del Obispado de Cádiz que, tras la rehabilitación realizada por medio del Programa Europeo Urban, decide dedicar este Centro a la atención de los jóvenes, de los inmigrantes y de los barrios populares de la ciudad de Cádiz, con el ánimo de promover un ambicioso proyecto que facilite la igualdad de oportunidades y la promoción y cualificación de todas estas personas y de todo su entorno social.


Su ámbito de actuación es nacional, aunque se trabaja mayoritariamente en el entorno de la Diócesis de Cádiz y Ceuta y al otro lado del Estrecho, en la zona Tánger-Tetuán de Marruecos.


La Fundación se pone en marcha con la finalidad de implementar proyectos y programas que generen nuevas expectativas en los barrios populares, en los jóvenes y su entorno social y en la atención directa a los inmigrantes, para promover su integración social y laboral.

   

  • 01.jpg
  • 02.jpg
  • 03.jpg
  • 04.jpg
 

 

 

 

FINES SOCIALES Y PRINCIPIOS RECTORES

El Registro Nacional de Fundaciones ha catalogado a la FUNDACIÓN CENTRO TIERRA DE TODOS como entidad cuyos fines de Interés General son de asistencia e inclusión social, cooperación al desarrollo y culturales.
De manera más ordenada y detallada, sus fines quedan establecidos en el artículo 3 de la siguiente manera:

 

FINES DE INTERÉS SOCIAL:

La promoción de la persona humana y de todos los valores que la dignifican.

La atención y promoción del bienestar de la infancia, la adolescencia y la juventud.

La atención y promoción de la mujer.

La atención y promoción de los inmigrantes.

La promoción de actividades dirigidas a la integración y rehabilitación socio laboral de los colectivos más desprotegidos.

La promoción, estímulo y protección de instituciones de carácter asistencial y social.

La promoción y defensa de los valores y principios constitucionales y democráticos.

La cooperación internacional para el desarrollo.

El fomento de los valores del encuentro, el diálogo, la relación de concordia y de mutuo conocimiento entre los diversos pueblos, culturas y religiones desde la tolerancia y el respeto a la diversidad.

 

FINES DE INTERÉS CULTURAL:

La promoción y fomento de actividades destinadas a la ciudadanía.

El fomento, estímulo, colaboración y protección de instituciones de carácter educativo y cultural y la colaboración en la defensa y conservación del patrimonio histórico y cultural.

 
Principios rectores y ejes transversales que vertebran todas las actuaciones:

Acompañar la vida de las personas.
Potenciar los valores del encuentro, el diálogo y la relación de concordia entre los diversos pueblos y culturas.
La información, la formación y la promoción de las personas.